CNDH

now browsing by tag

 
 

TANHUATO, MICHOACÁN

Esta pequeña población del Estado de Michoacán, con escasos 20 mil habitantes, otrora parte integrante del imperio Tarasco, fue escenario el 22 de mayo de 2015, de un acto que conforme a la investigación realizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) culminó en una masacre, perpetrada por integrantes de la Policía Federal (PF), en contra de 42 civiles, todos ellos presuntos integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), grupo delictivo, con fama pública por ser extremadamente violento, vinculado al tráfico de todo tipo de substancias ilícitas, como mariguana, amapola, drogas sintéticas (Crystal) así como precursores de metanfetaminas. Que es poseedor, además, de un arsenal, que incluye lanzacohetes RPG 27, (de procedencia soviética) mismos que utilizó para perpetrar acciones de extrema violencia, como sucedió en el caso del atentado en contra de un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) Eurocopter Cougar EC 725, matrícula 1009, a bordo del cual iban 17 personas, entre ellas, cinco tripulantes, diez militares, y dos policías federales. Como consecuencia del episodio, se registraron seis muertos, y 11 heridos.

Ahora bien, tomando en cuenta dichos antecedentes, y a la vista del informe elaborado por la CNDH, cuyo presidente, Luis Raúl González Pérez, anunció la tarde del pasado 18 de agosto que, tras un acucioso proceso de investigación determinado a esclarecer los hechos acaecidos en el Rancho del Sol, del municipio de Tanhuato, se concluyó que miembros de la PF, apoyados por equipo aéreo (artillado) “ejecutaron arbitrariamente” a 22 de los 42 civiles ubicados dentro de las instalaciones de la propiedad, mientras que otros cuatro, fallecieron como consecuencia del “uso excesivo de la fuerza” ejercida en contra de ellos por los propios policías federales.

En la recomendación, de más de 600 páginas, elaborada por la CNDH, se señala que los integrantes de la PF, manipularon durante más de cuatro horas la escena del crimen, modificaron las posiciones originales en que se encontraban las víctimas, plantaron armas de fuego, con cargadores de calibres distintos al de las mismas, torturaron, e infringieron tratos crueles e inhumanos, violatorios de sus derechos humanos, a varias de las víctimas, algunas de las cuales, presentan signos de haber sido ajusticiadas con “tiro de gracia”, dos más, quemadas, cuando aún estaban vivas, otras cinco, eliminadas a mansalva por fuego vivo lanzado desde un helicóptero artillado, del cual se supo posteriormente, disparó, al menos cuatro mil proyectiles.

Voceros del gobierno federal, por su parte, se apresuraron a manifestar que el informe de la CNDH, faltaba a la verdad, y que los hechos ahí relatados no coinciden con la realidad. Además, que lo sucedido en ese lugar, no se trató de ningún tipo de venganza en contra de los integrantes del CJNG, por el lamentable episodio ocurrido el 5 de mayo del mismo año, perpetrado, como ya fue señalado, en contra de integrantes de las Fuerzas Armadas, mismos que viajaban a bordo del helicóptero de la FAM, derribado por la acción de un lanzagranadas RPG 27, precisamente en los momentos en los que realizaban un operativo en contra del propio grupo delictivo.

El CJNG es uno más de los grupos delictivos que operan en México. En poco tiempo, ha adquirido notoriedad, gracias a sus arriesgadas acciones, que lo ubican como uno de los más violentos de todo el país.   Surge en 2010, como consecuencia de la detención en octubre de 2009 de Óscar Nava Valencia (el Lobo Valencia), sobrino de Luis Valencia, cabeza del Cartel del Milenio, o Los Valencia. El grupo se divide en varias facciones, una de las cuales es el propio CJNG, al frente del cual se encumbraron Nemesio Oseguera Cervantes (El Mencho) y Martín Arzola Ortega (El 53), éste último, condenado a 24 años de prisión, que purga actualmente en el CEFERESO 1 en El Altiplano, en el Estado de México.